Gustavo Montes celebrará 35 años de carrera artística con exposiciones

0

El 18 de marzo de 1988, Gustavo Montes se aventuró a inaugurar Acuarelas de barro, su primera exposición pictórica. El evento aconteció en las instalaciones de la Casa de la Cultura Ernestina Gamboa de Gómez Palacio. Lo llama “un éxito repentino”, pues en esa ocasión logró vender todas sus piezas.

“Principalmente pintaba mi barrio. Yo soy de Trincheras, en Gómez Palacio. El barrio era distinto cuando era chico y estudiante. Siempre que decía de dónde era lo tomaban de manera despectiva. Yo al barrio lo veo de una manera distinta y entonces empecé a pintar”.

Con antecedentes en las disciplinas de danza y teatro, además de una carrera en Arquitectura a cuestas, Montes descubrió una nueva manera de analizarse, de cuestionarse a sí mismo a través de la pintura. Ya portaba talento y técnica consigo. Su carrera profesional le había permitido ejercitarse en el dibujo a mano, también cursó pintura hasta séptimo semestre. Es algo que hoy en día ha casi ha desaparecido entre aquellos jóvenes que pretenden ser arquitectos.

“Aprender a dibujar manualmente es entender el espacio. Si nosotros dibujamos manualmente, ya estamos haciendo un ejercicio psicomotriz espacial. La computadora no lo da, la computadora es una herramienta para hacer otras cosas”.

Tras su debut en galerías, asistió a un curso que Felipe Ehrenberg ofreció en La Laguna sobre cómo vivir del arte. A los asistentes les pidió que en una cuartilla describieran las actividades que realizaban. Montes emitió una reflexión sobre que, en ese momento, trataba de representar la realidad porque era lo más cercano a él.

“La realidad era algo que me envolvía y a la realidad yo regresaba. Para mí, estas cuestiones hipermentales, las tuve más tarde. Uno de los enfrentamientos que tuve con esto fue cuestionarme la cuestión abstracta, la cuestión un poco figurativa. Llegué a cambiar completamente la forma de realismo que hacía, a una cuestión de una galería que quería ser mi representante”.

Como sus primeras piezas tuvieron aceptación, una galería contactó a Montes para ofrecerle un contrato. Pero la galería pretendía exigir ciertas cantidades de trabajo y condicionar la representación. El artista se negó rotundamente a trabajar bajo esas líneas

“Cuando uno desea mostrar o desea desarrollar algo, ya sea de una manera de representación, de una manera crítica o de una manera expresiva, pues uno busca el medio, pero que le condicionen a situaciones decorativas, no me pareció. Entonces entré en un conflicto, en una duda constante”.

Ya de lleno en el oficio, se preocupó por viajar cada cuatro meses para contemplar exposiciones en urbes como Monterrey o Ciudad de México. Esas travesías le educaron la mirada, una constante que lo hizo girar hacia la práctica contemporánea, especialmente tras visitar una muestra de vanguardias catalanas.

Muestras en 2023

El maestro Gustavo Montes celebrará 35 años de carrera artística en 2023. Aunque él mismo no se considera artista, La Laguna le ha provisto de escenarios para montar, hasta el momento, tres exposiciones en el primer semestre.

La primera de ellas tendrá lugar el 14 de febrero (el día de su cumpleaños) y la sede será el Museo del Algodón. Montes es un creado relacionado a profundidad con la materia, por lo que compartirá una exposición integrada por prendas y la escenografía que diseñó para la obra teatral Escuchar el canto del elefante y quedar vacío, que dirigió Alam Sarmiento y Aaron Rivera.

Hay un vínculo con la cuestión textil, con la cuestión de la materia. Creo que el Museo del Algodón debería estar involucrado mucho con lo textil”.

Mientras que en marzo, expondrá en la Galería de Arte Contemporáneo del Muse Casa del Cerro, con una serie de obras que han provocado conflicto, polémica o controversia a lo largo de su carrera. “Sí ha habido momentos donde me han censurado y me han quitado una exposición”.

Finalmente, Montes cerrará actividad en el mes de abril, cuando inaugure otra exposición en la Galería de Arte del Teatro Isauro Martínez. Allí llevará obra inspirada en los apuntes del teórico teatral, dramaturgo y poeta Antonin Artaud.

“El arte es toda una estructura. No podemos quitar una parte del arte porque luego todo se nos derrumba, las ideas y los cuestionamientos del hombre”.

FOLLOW us ON GOOGLE NEWS

 

Read original article here

Denial of responsibility! My droll is an automatic aggregator of the all world’s media. In each content, the hyperlink to the primary source is specified. All trademarks belong to their rightful owners, all materials to their authors. If you are the owner of the content and do not want us to publish your materials, please contact us by email – [email protected]. The content will be deleted within 24 hours.

Leave a comment